Llevamos a Cristo a aquellos necesitados a través del CSA

Llevamos a Cristo a aquellos necesitados a través del CSA

 

Editora: Obispo Vásquez, el Llamado Para Los Servicios Católicos del 2022-2023, conocido como el CSA por sus siglas en inglés, está oficialmente en camino ¿Qué es el CSA?

Obispo Vásquez: El Llamado Para Los Servicios Católicos es el llamado diocesano anual conducido para apoyar a los ministerios Católicos a lo largo de la Diócesis de Austin. Este es un llamado vital ya que involucra que todas las parroquias a lo largo de la diócesis se unan para pedir a los parroquianos que participen en los continuos servicios y ministerios de esta iglesia local. 

Como Católicos, debemos vernos a nosotros mismos no como grupos pequeños independientes o comunidades trabajando individualmente sino como un Cuerpo de Cristo, cuidándonos unos a otros.

Por lo tanto, pido a cada comunidad parroquial y a toda la gente de la diócesis que contribuya al Llamado Para Los Servicios Católicos para cubrir las necesidades de la diócesis.

Editora: El tema del CSA de este año es “Esto es mi Cuerpo…Esta es mi sangre,” ¿Cómo escogió este tema?

Obispo Vásquez: Escogí el tema “Esto es mi Cuerpo…Esta es mi sangre” para el llamado de este año por la importancia del Avivamiento Eucarístico que se está llevando a cabo justo ahora en nuestra diócesis y a lo largo del país. El avivamiento es una iniciativa de los obispos de Estados Unidos para renovar, fortalecer e inspirar a las personas a apreciar el don de la Eucaristía. La Eucaristía es el más grande tesoro de la Iglesia Católica. Nuestro amor por ella y nuestra recepción de la misma nos transforma.

San Agustín dijo que cuando recibimos la Comunión, nos convertimos en lo que comemos. Somos transformados de manera más completa y nos asimilamos más completamente en Cristo. Por lo tanto, cuando recibimos el Cuerpo y la Sangre de Cristo, somos cambiados. Nos convertimos más en Aquel a quien recibimos, y somos llamados a salir hacia los otros y a llevarles a Cristo también. La Eucaristía nos lleva a servir a otros, especialmente a aquellos necesitados, lo cual es también lo que hacemos a través del Llamado Para Los Servicios Católicos.

Editora: Díganos sobre los ministerios críticos que apoya el CSA.

Obispo Vásquez: Existen muchos ministerios a lo largo de la Diócesis de Austin que son apoyados por el CSA. Los donativos al CSA apoyan a hombres que se encuentran discerniendo vocaciones al sacerdocio o al diaconado, así como a nuestros sacerdotes que se encuentran actualmente sirviendo en nuestras parroquias y a nuestros sacerdotes retirados viviendo en la St. John Paul II Residence for Priests en Georgetown. Cada donativo ayuda a sostener la calidad de la educación en nuestras escuelas Católicas y en los programas de educación religiosa en nuestras parroquias mientras que proveemos de una continua formación para nuestros catequistas y ministros juveniles.

El CSA también apoya el trabajo del tribunal matrimonial diocesano, el cual acompaña a hombres y mujeres a través del proceso de anulación y los lleva de vuelta a la vida sacramental de la iglesia. El CSA apoya iniciativas por la vida, la paz y la justicia, incluyendo al Ministerio de Justicia Restaurativa y a la Oficina de Vida, Matrimonio y Familia. Existen muchos ministerios en diversos niveles que son apoyados por el CSA a lo largo de la Diócesis de Austin. Quiero asegurarles a todos los que donen al CSA que sus donativos serán usados para ayudar a que los Católicos vivan su fe Católica en esta iglesia local. 

Editora: ¿Cuál es su oración este año, por el CSA?

Obispo Vásquez: Demos gracias a Dios por las abundantes bendiciones que llegan a través del Llamado Para Los Servicios Católicos y que proveen de esperanza, sanación, formación y transformación a un sinnúmero de personas en toda nuestra diócesis. Que el CSA avive nuestra fe para que verdaderamente nos convirtamos en el Cuerpo de Cristo. Amén.