Nuestras raíces Católicas fueron firmemente establecidas mucho antes de 1947

“Y ahora yo te digo: Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia,” Jesús dice a Simón Pedro en el Evangelio de Mateo.

El 15 de noviembre de 1947, el sucesor de Pedro, Papa Pío XII firmó la bula papal que establecía la Diócesis de Austin. Pocos días después, designó a un obispo: Monseñor Obispo Louis J. Reicher, quien había servido como canciller de la Diócesis de Galveston por 29 años. 

La Arquidiócesis de San Antonio y la Diócesis de Galveston en Dallas aportaron el territorio de la nueva diócesis. La Arquidiócesis de San Antonio contribuyó los condados de Blanco, Caldwell, Hays, Llano, Mason, McCulloch, San Saba, y las partes de Bastrop, Burnet y Travis ubicadas al sur del Río Colorado.

De la Diócesis de Galveston, Austin recibió los condados de Austin, Bell, Brazos, Burleson, Coryell, Falls, Lampasas, Lee, Limestone, McLennan, Milan, Robertson, Washington, Williamson, y las áreas al norte del Río Colorado desde Bastrop, Burnet, Colorado, Fayette y Travis. Finalmente, la Diócesis de Dallas renunció a los condados de Brown, Coleman, Hamilton y Hills.

Más tarde, Austin cedió algunos de estos condados a las nuevas diócesis de San Angelo (1961) y Victoria (1989). San Angelo recibió Brown, Coleman y McCulloch de la Diócesis de Austin, mientras que Victoria tomó partes de Colorado y Fayette al norte del Río Colorado.

En el momento de su fundación, la diócesis tenía una población de 762,383 personas, pero hoy, ha crecido a 3.6 millones, de los cuales, cerca de 700,000 son Católicos. En 1947, existían 56 parroquias, 40 misiones, 32 escuelas Católicas (28 parroquiales y dos privadas), una orfanatorio, siete hospitales, un monasterio y una universidad.

Clero y religiosos

En 1947, la nueva Diócesis de Austin recibió a 86 sacerdotes; San Antonio proveyó 18, Galveston 67, y Dallas uno. Hoy, la Diócesis cuenta con 226 sacerdotes. No hubo ningún diácono en la instalación de la diócesis ya que Roma no introdujo de nuevo el diaconado hasta 1968. Hoy, hay 237 diáconos sirviendo en la diócesis.

Diez órdenes de hermanas religiosas proporcionaron 115 maestras para escuelas a lo largo de la diócesis. La huella más grande fue la de las Hermanas de la Divina Providencia, quienes tenían 42 hermanas en la nueva diócesis. Hoy, tenemos varias órdenes religiosas de mujeres que están orando por nosotros, enseñando en nuestras escuelas Católicas y sirviendo en nuestros hospitales y parroquias.

Parroquias establecidas

La estructura de las parroquias y de sus misiones era marcadamente diferente a como es ahora. En 1947, cuando la diócesis surgió, había solo siete parroquias, una misión, y un centro para estudiantes universitarios en Austin. Our Lady of Guadalupe y San José, y la misión Cristo Rey fueron designadas para servir a Católicos Mexicoamericanos, mientras que Holy Cross y Holy Family sirvieron a la comunidad Negra. Las tres otras parroquias eran St. Mary Cathedral, St. Ignatius Martyr y St. Austin, las cuales también supervisaban el Newman Center en la Universidad de Texas. Tres comunidades misioneras también servían al condado de Travis y Santa Cruz servía en ministerio a Hays County.

Justo al norte de Austin, misiones en Round Rock y Leander fueron vinculadas a St. Helen en Georgetown. Our Lady of Guadalupe en Taylor supervisaba a St. Elizabeth en Pflugerville. Waco tenía dos parroquias únicamente: St. Mary of the Assumption y St. Francis on the Brazos; ellas supervisaban misiones en Satin, Cameron, Marlin y Temple. Al este, en el Valle del Brazos, muchas parroquias y misiones estaban ya establecidas incluyendo St. Anthony y St. Joseph en Bryan y St. Mary en College Station. En el Oeste, los Católicos se reunían para la Misa en las comunidades de Lampasas, Llano y Mason.

Nuestro primer pastor

El Obispo Reicher pastoreó a la diócesis por casi 24 años. Lo sucedió el Obispo Vicente Harris (1971-1986), el Obispo John E. McCarthy (1986-2001), el Obispo Gregory M. Aymond (2001-2009) y el Obispo José S. Vásquez (2010- presente).

El Obispo Reicher recibió su nombramiento el 19 de noviembre de 1947, el Obispo Christopher E. Byrne consagró al Obispo Reicher el 14 de abril de 1948, en St. Joseph Cathedral en Galveston, el Obispo Byrne ordenó a Reicher al sacerdocio 30 años antes en la misma catedral.

El Arzobipo Lucey instaló a Reicher como obispo de Austin el 13 de mayo de 1948 en St. Mary Cathedral, a quien el Papa Pío XII había designado como la iglesia catedral de la nueva diócesis.

Era un tiempo anterior a la televisión ya que la primera estación no abrió en Austin hasta 1952, pero el evento histórico fue transmitido en vivo por la estación de radio de Brenham KWHI. “Este será un evento sobresaliente en la historia religiosa de Texas,” la Brenham Banner Press proclamó en su edición del 11 de mayo de 1948. El gobernador de Texas, el alcalde de Austin y una multitud dieron la bienvenida al nuevo obispo después de la Misa de instalación. El Presidente Harry Truman también envió un mensaje de felicitación. 

Tal vez las palabras de San Pablo fortalecieron al Obispo Reicher mientras tomaba las riendas de la nueva diócesis “Cuiden de si mismos y de todo el rebaño en el que el Espíritu Santo les ha puesto como obispos,: pastoreen la Iglesia del Señor, que él adquirió con su propia sangre”. (Hechos 20:28)

Our Catholic Roots Had Been Firmly Established Long Before 1947

Alfredo E. Cárdenas comenzó como un escritor freelance para el Catholic Spirit en el año 2000, escribiendo historias sobre parroquias. En 2010, el Obispo Michael Mulvey de la Diócesis de Corpus Christi lo nombró editor del South Texas Catholic, una publicación de la Diócesis de Corpus Christi. Después de su retiro en 2017, regresó a Austin, donde comenzó de nuevo a escribir para el Catholic Spirit.

Read this article in English! (Versión en ingles)